CostaCan, empresa especializada en adiestramiento
cognitivo-emocional en Marbella, Costa del Sol,
educación canina
y corrección de conductas.

 
INICIO QUIENES SOMOS NUESTRA FILOSOFIA SERVICIOS CUESTIONARIO CONTACTO
   
<< Volver a Servicios SERVICIOS · TERAPIA ASISTIDA CON PERROS
 

   Unos de los efectos más claros de la TAP en ancianos y que está sobradamente demostrado es que simplemente acariciando al perro o incluso con la mera presencia de este disminuye la presión sanguínea y del ritmo cardíaco de los pacientes.


    Los perros captan y focalizan la atención de las personas.En personas con demencia senil o Alzheimer la simple presencia del perro y el poder acariciarle hacen que su mente vuelva aquí y ahora.
Los perros representan un antídoto contra la depresión. La inactividad física invariablemente conduce hacia la depresión, al igual que el hecho de tener que dejar el hogar para vivir en el centro. Cuando el perro llega automáticamente el día deja de ser uno más y conseguimos una activación casi eléctrica.

   Aumenta la cooperación de los pacientes con el personal del centro. Los perros actúan como un incentivo, pasar un tiempo con el perro, dar un paseo con él o simplemente lanzarle una pelota para que la traiga hace que los pacientes colaboren mejor con el personal, con su terapia o les hace salir de su aislamiento. Si les planteamos que para poder acariciar al perro deben hacer un esfuerzo en su terapia física o intelectual, los pacientes tienen un objetivo para esforzarse, cosa muy difícil de inculcar en estos pacientes.

   
   
 

    Los perros actúan como un estimulante social, haciendo que aumenten las interacciones de los pacientes entre ellos mismos y con el personal del centro. Este efecto se puede extender tanto a los días antes de la visita, con acciones para preparar la misma, como durante días después al hablar de la misma.   Muchos pacientes han perdido la habilidad o el deseo de hablar, y cada día que pasa les es más difícil volver a hacerlo. En estos casos los perros, que son animales altamente sociales, son capaces de comunicarse con estos pacientes, y de alguna forma esta comunicación con los perros les hace encontrar una motivación para volver a hablar o esforzarse en conseguirlo.


      Satisfacen la necesidad de contacto que todos tenemos. Esta necesidad no se satisface a través del contacto con el personal del centro durante los cuidados rutinarios, es algo más íntimo, más personal, más familiar, algo que sólo puede ser satisfecho a través del contacto con los seres queridos o a través de la relación que se establece con el perro. Muchos de los internos mantienen una buena relación con sus seres queridos, pero otros no o simplemente los han perdido.

   
<< Volver a Servicios  
   
© Costacan adiestramiento y educación caniina en Marbella, Estepona, San Pedro de Alcántara, Puerto Banús, Costa del Sol
Diseño Web
Fábrica de Webs · Colabora Repromaster